Calendario | Foro de la AEEA | Noticias | Galería de Fotos | Canal YouTube | Area Privada

Bienvenida

Logo AEEALa esgrima histórica es una actividad nueva, aunque sea en realidad una disciplina marcial muy antigua. Es nueva porque la esgrima tradicional, aquella que los profesionales de las armas del pasado transmitían a sus alumnos, se perdió completamente en el siglo XVIII, cuando las armas de fuego acabaron por hacer inútil la espada como arma principal del guerrero, proceso que tuvo su comienzo durante el Renacimiento y que acabaría relegando la esgrima a una disciplina de sala y, ya en el siglo XX, a deporte. Hoy, este resurgimiento de la Esgrima entendida como Arte y no como Deporte, es una realidad ya en todo el mundo occidental. 

 

La AEEA surgió como proyecto a finales de los años 90 cuando ya alboreaba el nuevo milenio, como respuesta a una llamada que algunos nosotros sentíamos en nuestro interior. En la primera época, llena de ilusión y energía, la AEEA estaba, como es lógico, aún por definirse, y nuestros planteamientos y estudios se asimilaban a aquellos que a nivel internacional defendían otras organizaciones en otros países. Sin embargo estos años nos han hecho madurar. El análisis constante de los tratados, la necesaria contextualización que debe hacerse para estudiar la esgrima de una época, y la investigación sobre la vida de los maestros cuyos textos estudiamos han hecho que nos hayamos visto abocados a la necesidad de sumergiéramos en el estudio, en el sentido más amplio, del contexto, la época y los personajes que rodean y son parte integral de esa esgrima que queremos revivir, con particular énfasis en todo tipo de fuentes contemporáneas a la época que tratamos.

Este lento proceso de aprendizaje nos ha hecho adquirir conocimientos, pero también nos ha dado una identidad, una forma de entender nuestra actividad de forma original y propia, no porque la hayamos buscado sino porque, ya la teníamos, aunque no fuéramos conscientes de ello. Y de todo ello, cabe destacar sin duda la influencia que él método de la Verdadera Destreza, ha llegado a tener, tanto en la formulación de su sistema teórico como en la Práctica de la Esgrima en la AEEA.

 

Hace ya casi seis años que empezamos a adentrarnos en el estudio teórico y práctico de la Verdadera Destreza, el método que el capitán don Jerónimo de Carranza y el sargento mayor don Luis Pacheco de Narváez nos legaron. Al principio no lo entendimos y no éramos capaces de rebatir las argumentaciones que tradicionalmente los historiadores de la esgrima, tanto nacionales como, sobre todo, extranjeros, habían sostenido sobre la Destreza, tachándola de absurda y ridícula, apoyándose en argumentos poco consistentes y en una falta de comprensión de la naturaleza y extensión de este fenómeno.

Portada01

Sin embargo, hoy en día podemos decir que somos capaces de explicar tanto su Teoría como su Práctica y de demostrar en ambos terrenos la certeza y efectividad de sus planteamientos. Y como consecuencia hemos adoptado tanto a nivel técnico como pedagógico los términos y conceptos de la Destreza, y así, cada día, ya no solo la estudiamos: la vivimos. De esta forma, a través del estudio, hemos acabado encontrando nuestra propia y original identidad, escondida entre libros y espadas, dormida, esperando ser rescatada del olvido. Pero el estudio de nuestra Tradición no significa que nos olvidemos de Europa y de las Tradiciones esgrimís ticas de otros países. Hemos aprendido y compartido experiencias con nuestros amigos en el extranjero, de Italia, Estados Unidos, Francia, Alemania o Escocia, y con los años se va dibujando, poco a poco, con el esfuerzo conjunto, un mapa internacional de la esgrima en Europa occidental en tiempos pasados. Así, ante la escasez de material original en nuestra lengua, para la espada y broquel y espada de dos manos acudimos a los tratados alemanes e italianos y para la punta y corte a los italianos, cuya tradición está muy próxima a la española.

Alberto BomprezziTodos aquellos que sientan interés por esta parte de nuestro pasado son bienvenidos a este portal. Aquellos que además decidan compartir con nosotros el camino de la espada se convertirán en amigos, compañeros de fatigas y, naturalmente, "diestros". En cualquier caso la esgrima histórica tiene un gran camino que recorrer, largo y difícil pero sin duda apasionante; así como el deber de explicar a la sociedad esta parte de nuestra historia, relacionada con el arma más bella y noble de cuantas existieron, ya sea en manos del caballero, el hombre de armas o la del diestro esgrimidor: la espada.

Alberto Bomprezzi

Maestro de Armas de la A.E.E.A.

Alberto@EsgrimaAntigua.com