Calendario | Foro de la AEEA | Noticias | Galería de Fotos | Canal YouTube | Area Privada

Identidad de la AEEA

 

NUESTRO LOGO

El logo de la AEEA intenta representar de un modo conceptual las ideas y los objetivos, tanto de la Asociación como de las personas que la formamos.

El escudo como base de cualquier heráldica medieval y como punto de partida de nuestro logo.


La Cruz de San Andrés es el símbolo más importante de los Tercios Españoles y aparece en la mayoría de las banderas de sus regimientos. Representa el momento histórico de la hegemonía militar española en todo el mundo.

La Espada Ropera como arma más representativa de la Esgrima del Siglo de Oro español. Alrededor de ella se han escrito grandes historias y sobre ella se alcanza el culmen de la Esgrima Española.

Finalmente un libro, queriendo remarcar la labor de investigación que la AEEA desarrolla en bibliotecas y fondos de museos para resucitar el perdido arte de la Esgrima Española.
La Espada de Mano y Media es una de las armas más bellas que jamás se han creado y transmite todo el espíritu de la Edad Media, siendo además una de las primeras espadas sobre las que se encuentran tratados de Esgrima.


 

LEMA DE LA A.E.E.A.
 
El fiero Turco en Lepanto,
En la Tercera el Francés,
Y en todo mar el Inglés
Tuvieron de verme espanto.
Rey servido y patria honrada
Dirán mejor quién he sido,
Por la cruz de mi apellido
Y con la cruz de mi espada.
 
 
Lope de Vega, 1588 
Dedicado de Álvaro de Bazán,
Marqués de Santa Cruz.
SONETO AL ESCUDO DE LA A.E.E.A.
 
Acero que pluma es, versos trazando 
firme y sutil, docta mano que guía 
rápido bajel por trampas y porfías, 
arriba, quiebra y hiere hostil costado. 
 
Pluma que canta al acero, ya narrando 
el vuelo certero, la cruel herida, 
en la hosca lengua de la geometría: 
éter que en albo pliego se ha tornado. 
 
Faro que fue de tormentas aguerridas 
siempre en lo más rudo, siempre alzado 
alla donde la patria requería. 
 
Cruz que fuera galas de soldado, 
libro que atesora la doctrina, 
espada que renace en nuestra mano.
 
 
Luis Miguel Palacio